¿PARA QUÉ SIRVE SER PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE LA HUMANIDAD?

Nos desplazamos hasta Algemesí para averiguar si los bienes inmateriales declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO ofrecen rendimiento turístico

Ocurrió la víspera de La Festa de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí. Representantes de países tan dispares como Corea del Sur, Irán, Palestina, Eslovaquia, Sri Lanka, Irán, Filipinas, Italia o China se reunían en el ayuntamiento de esta localidad de La Ribera Alta. Algo inimaginable hace tan solo unos años. Pero, ¿qué hacían allí hasta 22 delegaciones internacionales? A todos les une un vínculo: provienen de ciudades que mantienen tradiciones, artes, usos sociales o actos festivos y culturales que han sido declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Y asistían a la reunión anual del organismo que agrupa a estos municipios: la ICCN, Red de Cooperación Interurbana para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, por sus siglas en inglés.

Alcaldes de ciudades Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de diferentes lugares del mundo acudieron a la asamblea de la ICCN celebrada a principios de septiembre en Algemesí. En el centro, la alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano.

Alcaldes de ciudades Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de diferentes lugares del mundo en la asamblea de la ICCN celebrada a principios de septiembre en Algemesí. En el centro, la alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano.

CUMBRE DE CIUDADES PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE LA HUMANIDAD

Nos desplazamos hasta Algemesí para averiguar si los bienes inmateriales declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO ofrecen rendimiento turístico. En la Comunitat Valenciana tenemos seis hitos que han sido incluidos en esta lista. Son el Misteri d’Elx, el proyecto pedagógico del Centre de Cultura Tradicional del Museu Escolar de Pusol (Elx), el Tribunal de les Aigües de la Vega de València, la Festa de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí, la Festa de les Falles de València y la Dieta Mediterránea. A esta lista hay que añadir los tres bienes materiales de la Comunitat Valenciana que también son Patrimonio de la Humanidad: el Palmeral d’Elx, la Lonja de Valencia y las pinturas rupestres del Arco Mediterráneo.

El Misteri d'Elx fue la primera manifestación cultural de la Comunitat Valenciana que fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

El Misteri d’Elx fue la primera manifestación cultural de la Comunitat Valenciana que fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

La alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, que preside la reunión de la ICCN, destaca el objetivo de conservación patrimonial pero apunta también la importancia del marketing: “La marca UNESCO siempre vende, poder poner ese logo en la cartelería y todos los medios que utilizas para promocionar tu fiesta o tu patrimonio te da prestigio. Sobre todo desde el punto de vista del turismo, y especialmente del turismo cultural. Hay mucha gente de Asia que viene en busca de experiencias que tengan más que ver con las emociones, con las vivencias personales, con contar historias y relatos”.

Pero no acaban aquí los beneficios para este municipio:Sin esta declaración hubiera sido impensable que nos conocieran en Japón. Y este año viene a la procesión un grupo de turoperadores de ese país porque hace unos meses, la Generalitat Valenciana organizó un viaje a China y Japón. Una de las experiencias que les ofrecieron fue la de Algemesí, y les atrajo. Esto nos permite liderar ese turismo de la experiencia, de las tradiciones, de las raíces. No es un turismo de playa y montaña, pasa una vez al año y has de venir ese día si quieres verlo. Es algo diferente”.

Algemesí será sede de la oficina de la ICCN, organismo que agrupa a las ciudades que son Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad.

La Festa de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí fue declarada Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad en 2011.

ALGEMESÍ SERÁ LA NUEVA SEDE DE LA OFICINA MUNDIAL DE LA ICCN

Sin embargo, no todos los municipios obtienen los mismos beneficios. Gangneung, en Corea del Sur, celebra dos festivales que son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y además es la ciudad que ha albergado la oficina mundial de ICCN desde 2004. Según nos explica su alcalde, Kim Hangeum, “este reconocimiento ha sido doble: para el festival Danoje, que homenajea a la agricultura coreana, y para el Nongak, que también tiene inspiración agrícola e incorpora música con instrumentos tradicionales y baile”.

Marta Trenzano, alcaldesa de Algemesí: «Sin esta declaración hubiera sido impensable que nos conocieran en Japón»

Hangeum nos explica que Danoje “ya era grande a nivel nacional, y el reconocimiento no se ha traducido en un aumento en el número de turistas que venían de otros lugares a ver el festival”. Sin embargo, el nuevo estatus ha impulsado al Gobierno de Corea del Sur a incrementar sustancialmente su aportación al presupuesto, “lo que se ha traducido en un mayor número de eventos en cada edición”, señala. Y también habla del impacto en la población: “Gangneung puede decir que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y a raíz de eso, los ciudadanos sienten mucho orgullo”. Hangeum nos hace un anuncio que también supone un orgullo, en este caso para la Comunitat Valenciana: “A partir del próximo año, la oficina mundial de ICCN estará en Algemesí”.

Jehad Khair, alcalde de Beit Sahour (Palestina) y Kim Hangeum, alcalde de Gangneum (Corea del Sur), hasta ahora ciudad sede de la ICCN.

Jehad Khair, alcalde de Beit Sahour (Palestina) y Kim Hangeum, alcalde de Gangneum (Corea del Sur), hasta ahora ciudad sede de la ICCN.

Por su parte, Jehad Khair, alcalde de Beit Sahour, también presente en la reunión, remarca que el reconocimiento de la UNESCO “ha puesto a Palestina en el mapa cultural del mundo, y de esta manera es indudable que la gente sabe más de nuestra cultura y nuestras tradiciones”. Allí son Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad dos hitos: “El primero es la iluminación del árbol de Navidad, el mayor evento que ocurre en Beit Sahour y en otras ciudades cristianas de Palestina, como Belén y Ramala. El segundo es la Pascua de Resurrección. Encendemos velas, el obispo entra en el lugar donde fue enterrado Jesús y reza por el milagro”. Aunque no conoce los porcentajes de incremento de visitantes, sitúa en torno a los dos millones el número de turistas que visitan la zona cada año.

UN TURISMO DE CALIDAD QUE FRENA EL RIESGO DE GENTRIFICACIÓN

El italiano Natale Giordano es uno de los expertos más cualificados de toda Europa para hablar de bienes materiales e inmateriales. No en vano, es manager de la IV Comisión de COPPEM, el comité que asocia a más de 200 autoridades locales y regionales de 26 países de la Europa Mediterránea y diez del norte de África. Y desde hace dos años es también el director de la oficina del ICCN en Europa y el Mediterráneo. Él sabe perfectamente las implicaciones de que un bien sea declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y también está en Algemesí.

Natale Giordano es manager de la IV Comisión de la COPPEM y es también el director de la oficina del ICCN en Europa y el Mediterráneo.

Natale Giordano en Algemesí, ciudad donde ha hecho muy buenos amigos. Es manager de la IV Comisión COPPEM y director de la oficina ICCN en Europa y el Mediterráneo.

“Es obvio que muchos de los líderes de opinión del ICCN conocen la festa y la difunden después de que haya sido incluida en la lista”, arranca Giordano. “Eso es muy importante para este municipio. Fui invitado en función de mi cargo el año pasado, escribí muchos artículos y difundí con la ayuda de mi equipo vídeos y fotografías en nuestras redes sociales para dar visibilidad en Italia, Chequia y Francia a la festa de la Mare de Déu de la Salut. ¡Y yo no soy un líder de opinión!”, añade con modestia.

Kim Hangeum, alcalde de Gangneum (Corea del Sur): «El reconocimiento no se ha traducido en un aumento en el número de turistas, pero los ciudadanos sienten mucho orgullo y el Gobierno ha incrementado su apoyo económico»

Según el italiano, “se puede medir el impacto de la participación en una red como ICCN a largo plazo. Puedes hacer una búsqueda en Google ahora y dentro de dos o tres años y comparar el número de resultados. Te aseguro que van a ser muchos más”. Aún así, no estamos hablando de un turismo de masas. “Es un turismo de calidad. Estar en la lista de la UNESCO implica una revalorización que frena el riesgo de gentrificación y promueve, en este caso, el turismo cultural, que es de calidad y sostenible”. Giordano subraya que el ICH (Intangible Cultural Heritage) “está estrechamente conectado con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU”.

Como no podía ser de otra manera, el tribunal más antiguo de Europa, el Tribunal de las Aguas, también está en la lista de la UNESCO.

Como no podía ser de otra manera, el tribunal más antiguo de Europa, el Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia, también está en la lista de la UNESCO.

Otro de los puntos que el italiano considera muy importantes es el inicio del proceso: “No ha de partir desde las administraciones locales, sino de las comunidades que sienten la necesidad de salvaguardar sus tradiciones. Si es de arriba abajo, estate seguro de que nace sin futuro. Solo un proceso participado que venga de la comunidad tiene la posibilidad de tener buenos resultados”.

VALORAR Y SALVAGUARDAR LAS TRADICIONES ANTIGUAS AYUDA A CONSERVAR LA COHESIÓN SOCIAL

Si hay alguien en la Comunitat Valenciana que puede hablar con conocimiento de los beneficios de ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO es Luis Pablo Martínez, inspector de Patrimonio Mueble de la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana en Alicante. Está detrás del expediente que acabó con la declaración del Palmeral d’Elx como Patrimonio de la Humanidad. A ese primero siguieron los de bienes inmateriales: el Misteri d’Elx, el Tribunal de les Aigües y el Museu Escolar de Pusol, que también contaron con la participación de Martínez.

Luis Pablo Martínez y Natale Giordano tras la inclusión en la lista de la UNESCO del proyecto pedagógico del Centre de Cultura Tradicional del Museu Escolar de Pusol (Elx).v

Luis Pablo Martínez y Natale Giordano brindan tras la inclusión en la lista de la UNESCO del proyecto pedagógico del Centre de Cultura Tradicional del Museu Escolar de Pusol (Elx).

Este experto recalca la especial implicación de la ciudadanía en los proyectos inmateriales: “Cuando inscribimos al Palmeral, un bien material, estábamos en Australia, donde se llevó a cabo la reunión que acabó con la inclusión del Palmeral en la lista. En Elx hubo una fiesta cuando se conoció la noticia, pero al regresar de Australia ya no había rastro de las celebraciones. Sin embargo, cuando hicimos lo mismo con el Misteri, hubo tres días de fiesta. La diferencia está en que el patrimonio inmaterial es patrimonio vivo; se reconocen actividades que desarrollan las personas. Es unadistinción que compartes con tus padres, tus amigos, tus vecinos. Y las personas reaccionamos con entusiasmo, que es muy contagioso”.

Natale Giordano, director de la oficina del ICCN en Europa y el Mediterráneo: «No estamos hablando de un turismo de masas, sino de un turismo de calidad»

Un extremo en el que coincide Natale Giordano: “Valorar y salvaguardar las tradiciones antiguas es una de las mejores maneras de conservar la cohesión social. Sé perfectamente qué significa para la comunidad local de Algemesí la cohesión social de la fiesta. Muchos vecinos están implicados en la preparación durante los meses previos. La Generalitat ha sido muy inteligente por dar soporte, a través de su departamento de Turisme Comunitat Valenciana, a las cinco candidaturas que han conseguido ser declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”. No en vano, somos una de las regiones con más entradas en la lista: “En términos de población y extensión, debemos de ser una de las más reconocidas a nivel mundial”, aventura Luis Pablo Martínez. “Si hacemos un cálculo de trazo grueso, salimos a casi dos por millón de habitantes. Y puede haber más, ya que en noviembre serán evaluadas las candidaturas de las tamboradas y de la piedra en seco”.

VALE LA PENA SEGUIR PROMOVIENDO CANDIDATURAS

En cuanto a la rentabilidad turística, Martínez habla de un reto a abordar y de trabajo previo. “Antes de promover el acceso conviene hacer un estudio y un análisis estratégico para conocer con exactitud la situación de ese bien y cómo se puede ver afectado por la actividad turística. Es obligado arbitrar medidas que permitan hacerlo sostenible”. Y pone un ejemplo elocuente: “Es muy interesante lo que ocurrió con la Tomatina cuando el ayuntamiento comenzó a regular el acceso. Eso ha ayudado a los vecinos a reapropiarse de su fiesta. Hace unos años, la invasión era tan grande que no permitía a los habitantes de Bunyol disfrutar de su propia tradición”.

La tomatina es el ejemplo de fiesta de arraigo popular que se vio amenazada por la masificación hasta que se restringió a los turistas.

La tomatina es el ejemplo de fiesta de arraigo popular que se vio amenazada por la masificación hasta que se restringió la entrada de turistas. Foto: José Luis Bort.

Aunque Martínez se muestra cauteloso, reconoce el enorme potencial de aprovechamiento turístico de la Comunitat Valenciana. “Por ejemplo, las fiestas de Moros y Cristianos: se celebran en diferentes localidades a lo largo de todo el año, circunstancia que permite ofrecer un extenso calendario festivo a efectos de promoción turística, para que la oferta sea accesible a los que vienen de fuera. Por eso es muy conveniente perseverar en la identificación, el reconocimiento y la protección jurídica de los bienes culturales inmateriales en aplicación de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano. Vale la pena seguir proponiendo candidaturas porque contribuyen a reforzar la presencia de la Comunitat Valenciana a escala internacional y a promover la cooperación con otros pueblos”.

Temas enlazados |