ESPECIALIZACIÓN PARA ATRAER AL CICLOTURISTA  

La apuesta por un modelo de turismo sostenible ha puesto el cicloturismo en el punto de mira puesto que supone la llegada de viajeros respetuosos con el medio ambiente que nos visitan fuera de temporada alta. Pero ¿es rentable este producto? ¿Cómo es este turista? ¿Qué necesita?

¿QUÉ IMPACTO ECONÓMICO DEJA EL CICLOTURISMO?

En España, el cicloturismo produce cerca de 900.000 pernoctaciones por valor de 390 millones de euros, y 80 millones de salidas diarias, con un valor superior a los 1.200 millones de euros, según el Informe sobre el Impacto económico del Cicloturismo en Europacon datos de 2014.

Si analizamos los últimos datos publicados por la European Cyclist´s Federation (ECF) en el Informe de Impacto realizado sobre las acciones llevadas a cabo durante el 2.018 podemos observar como los presupuestos destinados para la financiación de proyectos de cicloturismo de la UE han crecido de los 600 millones de euros del periodo 2007-2013 a los 1.500 millones entre 2014 y 2020.

La rentabilidad y el interés público es creciente según se puso de manifiesto en la última Jornada Público-Privada de Cicloturismo de España celebrada en Alcoy y organizada por Turisme Comunitat Valenciana junto a la Mancomunitat l’Alcoià y la consultora especializada Bikefriendly.

EL CICLOTURISTA: UN CLIENTE CON NECESIDADES ESPECÍFICAS

A menudo existe confusión a la hora de definir qué se entiende por cicloturismo y qué tipologías hay de turismo en bicicleta. Es importante diferenciar el turismo en bicicleta de las posibles excursiones en bici durante nuestras vacaciones.

Diego Ramírez, técnico responsable de cicloturismo y turismo activo de Turisme Comunitat Valenciana diferencia dos perfiles en este segmento:

Cicloturismo: Se identifica con el turismo de alforja, orientado al disfrute por terrenos que no presentan grandes dificultades y que permiten rutas de varios días, atravesando territorios.

Turismo ciclodeportivo: Se refiere alde quienes combinan la actividad más deportiva de la bicicleta con la estancia en un destino, y aprovechan también para disfrutar de la gastronomía, o del patrimonio.

Según la consultora especializada Bikefriendly, para considerar que se está llevando a cabo un turismo en bicicleta, se deben dar las siguientes circunstancias:

  • La motivación principal del viaje es el uso de la bicicleta en el destino elegido.
  • Pasar al menos una noche fuera de casa, en un entorno diferente al habitual. Es decir, se genera una pernoctación como mínimo, independientemente del tipo de alojamiento que se escoja.
  • La bicicleta se encuentra en el centro de la toma de decisiones relacionadas con el viaje (elección de alojamiento, rutas a realizar, logística del viaje, motivaciones, etc.).
  • Se utiliza la bicicleta como medio de transporte principal durante el viaje.
  • Se realiza una o varias rutas programadas en bicicleta por el territorio el que se visita.

En todo caso, este tipo de cliente valora de forma muy especial disponer de servicios en destino específicos como:

  • Horarios flexibles
  • Menús adaptados a las exigencias físicas
  • Aparcamientos seguros para las bicicletas
  • Zona de lavado o taller

CÓMO ATRAER AL CICLOTURISTA

 La especialización, clave para las empresas

“El futuro del sector turístico pasa por la especialización, una tendencia en aumento que invita a los hoteles y las empresas a posicionarse en el mercado y dirigirse a colectivos concretos”, explica Rebeca López, directora de Bikefriendly.

Cada vez es más evidente que los servicios extras tradicionales ya no son válidos para conseguir diferenciarse del resto de competidores. La especialización es lo que, sin duda, permite que un alojamiento destaque entre el resto y sea elegido por los clientes finales.

Servicios especiales que den respuesta a las necesidades específicas de este colectivo marcan la diferencia entre un alojamiento u otro y ayudan a atraer y fidelicar a los cicloturistas.

Buenas infraestructuras y promoción

El papel de las administraciones públicas es esencial para garantizar unas buenas infraestructuras ciclistas y una eficaz promoción, además de facilitar la capacitación de las empresas en su especialización hacía este tipo de cliente.

La Comunitat cuenta, según Diego Ramírez, “con la ventaja del clima, ya que aquí se puede disfrutar del cicloturismo precisamente los meses más fríos en Europa, mientras que el verano es posiblemente más duro. Por eso es un producto importante a la hora de desestacionalizar”.

Turisme Comunitat Valenciana está trabajando desde hace tiempo en el desarrollo de este producto que cuenta ya con un espacio web propio con información para los turistas, desde el que se puede descargar la guía para cicloturistas con las principales vías verdes y rutas, así como con consejos y enlaces al detalle de la ruta de Wikiloc. También se puede acceder a los principales recursos disponibles para el visitante que pone la bicicleta en el foco central de su viaje.

La promoción se realiza principalmente mediante fam trips específicos y la presencia en ferias especializadas en cicloturismo y turismo activo a nivel europeo, como la Fiets en Wandelbeursde la ciudad belga de Gante, el próximo mes de febrero, o el Argus Bike Festival de Viena, además de las ferias nacionales.

Respecto a las infraestructuras, Diego Ramírez cuenta que “disponemos de diez centros BTT en la Comunitat, y vamos a darles un nuevo impulso con más actividad para que sean focos de atracción de turistas en sus territorios. Se está realizando un trabajo intenso junto con mancomunidades, diputaciones y ayuntamientos para desarrollar y adecuar las rutas y realizar una promoción efectiva de este producto.”

La Mancomunitat de l’Alcoià es una de las que está impulsando el cicloturismo en su territorio. Su presidente, Manolo Gomicia, asegura que “el cicloturismo es una indudable fuente de generación de valor territorial; un nicho de mercado que está en continuo crecimiento y que incide de forma muy positiva en la economía, respetando al máximo el medio ambiente. El cicloturismo es sinónimo de desarrollo sostenible”.

Además, en diciembre se presentó en el CDT de València  la Red EuroVelo en la Comunitat Valenciana, un proyecto de la Conselleria de Vivienda en el que colabora Turisme. Eurovelo es una red -actualmente 45.000km- que permitirá a los cicloturistas atravesar distintos países por rutas señalizadas bajo un mismo sistema reconocible y con la garantía de contar con los recursos necesarios para su viaje. La Comunitat Valenciana estará integrada en 2020 en la ‘EV8 Ruta del Mediterráneo, que une Chipre con Cádiz a través de once países. En la Comunitat, recorrerá 512 kilómetros y 78 municipios con una propuesta de diez etapas.