ECOTURISMO ACUÁTICO

El ecoturismo es el viaje que supone disfrutar de la naturaleza a la vez que se contribuye a su conservación. Ahora bien, habitualmente lo asociamos a parajes de alto valor en tierra firme, pocas veces pensamos en los paisajes que esconde nuestro fondo marino. Pero ¿existe el ecoturismo subacuático?

“La calidad y la belleza del entorno natural es, sin duda, uno de los factores en la elección de un destino para practicar actividades náuticas, pero sí, además, defender su conservación no es sólo una cuestión ética sino también estratégica”. Esther Valero, técnico de promoción de turismo náutico de Turisme Comunitat Valenciana, se muestra convencida de que también en este producto turístico, cada vez más, la sostenibilidad, la ecología y la interpretación y conservación de la naturaleza marina son motivaciones fundamentales en el viajero.

Sin embargo, “en el Mediterráneo, habitualmente el turista que contrata una experiencia de buceo está acostumbrado a realizar la inmersión en grupo pero sin nadie que le explique detalladamente lo que está viendo y sintiendo”, afirma Penélope López, bióloga y guía de Ali-Sub, empresa adherida al programa CreaTurisme de Turisme Comunitat Valenciana. Esta empresa lleva más de 20 años en marcha en la Vila Joiosa, empezó como una escuela de actividades de aventura pero después se fue especializando en buceo y desde hace 3 años “buscamos a ese ecoturista buceador, es un objetivo para nosotros dar a conocer el entorno marino para contribuir a su conservación y respeto”.

Turismo acuático en la Comunitat Valenciana

Turismo acuático sostenible como valor diferencial

 

La sostenibilidad y la concienciación sobre la conservación medio ambiental pueden ser un elemento diferencial rentable para una empresa de experiencias acuáticas.

Además del buceador recreativo y el amante del mar, el buceo atrae también a personas activas, que pasan la mayor parte de su tiempo trabajando en oficina y buscan actividades al aire libre para desconectar.

La flora y fauna subacuática, el paisaje litoral e incluso la arqueología subacuática son recursos decisivos para los amantes del buceo pero y ¿para ese otro perfil de turista aventurero o turista familiar que busca vivir la experiencia subacuática? Es evidente que la conciencia medioambiental es una tendencia social creciente y a la hora de elegir entre las diferentes empresas, aquella que realice y muestre una gestión sostenible aporta un argumento decisivo.

En muchas ocasiones las empresas de experiencias en el mar tienen una alta conciencia ecológica a raíz de su origen, muchas veces, vocacional, pero no en todos los casos se ve esta práctica como un argumento de venta. “Es importante que, además de informar sobre el entorno, la empresa comunique al cliente sus esfuerzos por cuidar el entorno” aconseja Esther Valero.

Pero ¿cómo integrar la sostenibilidad en la estrategia de marketing?

Cómo integrar la sostenibilidad en la estrategia de marketing de una empresa de turismo acuático

La técnico de promoción de Turisme Comunitat Valenciana aporta algunas claves:

  • Divulgar la belleza natural del entorno, mostrar y nombrar en la web de la empresa y en sus canales de comunicación los recursos naturales más atractivos del lugar, además de indicar pautas sobre cómo no dañarlo mientras se desarrolla la actividad. Aquí es fundamental disponer de buenas imágenes y vídeos del entorno. También es eficaz mostrar artículos publicados en revistas especializadas en los que se describa ese entorno. Esther anima a empresas y destinos a utilizar los nuevos contenidos sobre naturaleza que se están incorporando a las webs promocionales de Turisme Comunitat Valenciana como por ejemplo la nueva sección sobre biodiversidad y observación de la naturaleza de la web www.buceo.comunitatvalenciana.com
  • Informar sobre las prácticas sostenibles de la empresa, desde sellos y certificaciones de gestión medioambiental, información sobre inversiones para la gestión de residuos y mejora energética, uso de materiales biodegrabadables, etc. En este sentido, Penélope cuenta que, en Ali-Sub, desde hace 3 años ya no dan a los clientes agua en botellas de plástico, usan fuentes y vasos reutilizables; y controlan el consumo de combustible de las embarcaciones y el agua en la limpieza de equipos.

Instructores de buceo y usuarios antes de la inmersión en la costa de la Comunitat Valenciana

  • Informar sobre la propia empresa, cómo son sus trabajadores, su cooperación con los diferentes agentes del territorio: acuerdos con centros educativos donde se colabore en la concienciación medioambiental; con otras empresas náuticas, restaurantes, comercios locales que contribuyan al consumo sostenible de los recursos del mar; prácticas de voluntariado medioambiental o conservación de la arqueología subacuática. Ali-Sub, por ejemplo, siempre ha participado en las excavacaciones arqueológicas vinculadas al pecio del Bou Ferrer, sumergido enfrente del puerto de la Vila-joiosa y ahora ofrece visitas guiadas en función de las pautas marcadas por la Consellería de Cultura.
  • Adecuar todo el relato de la empresa para conectar con ese cliente que queremos. Adaptar el tono y lenguaje de los textos, usar imágenes en las que aparezca el perfil de cliente deseado y las actividades que puede realizar en cada época del año. “Hemos cambiado tanto la comunicación on line como la propia estética del centro de buceo para promocionar ese otro tipo de buceo de interpretación, de ritmo tranquilo, que busca desconectar y conectar con el entorno natural. Notamos que ha cambiado también nuestro público. Las personas que nos llegan ahora son más acordes a nuestra filosofía y llegan a convertirse en parte de la familia Ali-Sub” explica la empleada del centro.

Finalmente, hemos de tener cuenta que, en el entorno de incertidumbre que vivimos provocado por la COVID19, mostrar el esfuerzo de la empresa por la sostenibilidad y la personalización de la experiencia contribuye a reforzar también valores como la seguridad y la confianza. En este sentido, Esther recomienda además poner en lugar visible en la comunicación las marcas institucionales del destino con enlaces a las diferentes webs, por ejemplo, el portal turístico www.comunitatvalenciana.com o los específicos de turismo en el mar como www.buceo.comunitatvalenciana.com o www.nautica.comunitatvalenciana.com