ASTROTURISMO Y DESPOBLACIÓN

En la Comunitat Valenciana tenemos destinos que pueden presumir de estar entre los mejores cielos de Europa para la observación astronómica. Cuatro municipios de la comarca de la Serranía pertenecen a la Reserva Starlight Gúdar-Javalambre, una certificación que otorga la Fundación Starlight, impulsada por el Instituto de Astrofísica de Canarias y auspiciada por la Unesco.

“Solamente hay 10 reservas declaradas en todo el mundo. Esto quiere decir que estamos en una de las zonas más privilegiadas del planeta para ver el cielo”, asegura Alejandro Vera, director de AstrExperiència empresa que promueve el turismo de las estrellas en esta comarca del interior de la provincia de Valencia.

Pero existen también en comarcas como la Vall d’Albaida o el Ports, que albergan  municipios y alojamientos turísticos que ofrecen astroturismo. Astromaestrat, en Culla,  ofrece actividades de astroturismo en el municipio del Maestrat, en Castellón.

Astroturismo. Plaza de Aras de los Olmos

OPORTUNIDAD PARA RETENER POBLACIÓN

En general son municipios pequeños con poca población, poco desarrollo industrial y bajo nivel de contaminación lumínica que, por esto mismo, reúnen buenas condiciones para el turismo de las estrellas. Luis Martínez, director de la Fundación Starlight, subraya la oportunidad que abre este tipo de turismo para la vertebración del territorio “Es una herramienta perfecta para combatir la despoblación y también para deslocalizar el turismo de las grandes urbes.”

En la Comunitat, empiezan a aparecer empresas que apuestan por este nicho de mercado y trabajan la combinación del turismo de las estrellas con el turismo rural como AstrExperiència, Astroescénica, Cosmofísica o Astromaestrat.

Además, diferentes empresas de turismo activo, realizan actividades de senderismo interpretativo dedicadas a la interpretación del cielo, utilizando cimas emblemáticas de nuestro territorio, como puede ser el Bartolo, el Penyagolosa o el Xorret de Catí.

Alejandro Vera nos cuenta que el “paquete normal de actividades que ofrecen en AstrExperiencia consiste en una charla de iniciación a la astronomía y una observación. “También organizamos jornadas y festivales de astronomía que funcionan muy bien”. El Astro Festival 2018 celebrado en el municipio de Aras de los Olmos llegó a recibir más de 600 visitantes en un día. Se programaron actividades desde las once de la mañana hasta la noche y “todo ello en colaboración con los hoteles de la zona”.

Además, entre la oferta de servicios que disponen estos municipios de interior podemos encontrar diversos centros y observatorios:

– Centro Astronómico del Alto Turia

– Observatorio Astronómico de Morella

– Observatorio Astronómico de Aras de los Olmos (Universitat de València)

– Observatorio Astronómico de Culla

– Observatorio Astronómico de Todolella

– Observatorio Astronómico de Vistabella

Observatorio astronómico Aras de los Olmos

TURISMO SOSTENIBLE TODO EL AÑO

Se pueden hacer observaciones astronómicas durante todo el año. Según asegura Alejandro Vera, “el cielo es distinto en cada estación. Cada estación tiene unas constelaciones dominantes”, afirma. “La tierra da una vuelta alrededor del sol cada 365 días, por lo que hay una parte del universo que solo podemos ver en ciertas épocas del año. Si el visitante quiere conocer realmente el cielo tiene que observarlo durante todo el año. Esto permite que pueda volver al territorio con sus amigos o familiares repetidas veces y, de esta manera, favorecer el turismo de la zona”, concluye.

Es un tipo de visitante, además, muy respetuoso con el medio ambiente. Las personas que suelen participar en actividades relacionadas con el astroturismo responden a un perfil científico o experto o al del amante de la naturaleza, que encuentra en la observación de las estrellas otra forma de disfrutar del paisaje natural.

Luis Martínez añade además el valor que tiene el cielo oscuro “para la supervivencia de las especies vivas que habitan en el territorio. Se calcula que cerca de la mitad de las especies necesitan el cielo oscuro. En el caso de muchas aves, es indispensable para su reproducción”, argumenta. “Por lo tanto, respetar la noche oscura es fundamental, no solo a nivel turístico, sino también para proteger el entorno natural del territorio”.

Turisme Comunitat Valenciana, en su apuesta por un modelo de turismo sostenible e inclusivo, impulsa este nuevo producto en nuestro territorio. De esta forma, según explica la técnico de promoción Rosa Molins, se trabaja con empresas y municipios para estructurar una oferta de calidad comercializable, que se pueda comercializar a través de la plataforma Experiencias CV.

Además, se ha integrado el astroturismo en el Catálogo de Rutas Inclusivas elaborado en colaboración con Cocemfe. La ‘Ruta de las Estrellas’ en Castellón es un itinerario inclusivo que plantea una forma diferente de vivir y disfrutar la noche, así como de conocer Castellón partiendo desde el Grao hacia el interior de la provincia. La ruta incluye la visita al Planetario y al Observatorio de la localidad cercana de Culla