TURISMO PERSONALIZADO SEGÚN EL TIEMPO DISPONIBLE

Multitud de plataformas, apps, redes…nos ofrecen su contenido en función de nuestros gustos e intereses pero, ¿qué ocurre con el tiempo disponible?. ¿Qué variable resulta más definitiva en nuestra capacidad de decisión: el interés o el tiempo del que disponemos? Una nueva App introduce esta variable para ofrecer itinerarios turísticos personalizados.

La idea es de la estudiante alicantina Cristina Díaz y la ha desarrollado en su Trabajo Fin de Máster con la tutorización de la Universidad de Alicante y el Invat·tur. Se trata de un proyecto que ha sido reconocido como Mejor Trabajo Fin de Máster por la Cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza de la Universidad de Alicante. Su título: TRIP1CLICK: reinventando el sector turístico a golpe de click.

¿Qué es TRIP1CLICK, Cristina?

Se dirige a un nicho de mercado no explotado, o por lo menos con carencias. Has de responder a unas preguntas sobre tus gustos e introducir el tiempo de que dispones. He escogido Alicante como ciudad piloto porque es la que conozco mejor. He recopilado información detallada de cada lugar, incluyendo la oferta hostelera. La aplicación te permite valorar cada sitio. Los mejor valorados aparecerán por encima y los que no sean consultados pueden llegar a desaparecer. La idea es esa, aunque faltan cosas por definir, como mejorar el modelo de negocio.

¿Cómo detectaste la necesidad de crear una App turística?

Estudié Publicidad y Relaciones Públicas y estuve de Erasmus en Italia en mi cuarto año. Aproveché la Semana Santa para viajar con mis amigos por varias ciudades del país y nos dimos cuenta de la necesidad de preparar los itinerarios turísticos con antelación porque queríamos visitar ocho ciudades. Conseguimos planificar cuatro, pero no tuvimos más tiempo extra para dedicarle a las otras cuatro. Comenzamos el viaje y sobre la marcha intentamos hacer itinerarios, pero no nos fue posible.

Y decidiste ponerte manos a la obra para solucionarlo…

Sí. Pensé que sería fantástico que existiese una aplicación que pudiera transformar en planes e itinerarios los gustos y preferencias de cada usuario. Llegué a España con esa idea y pensé: “¿Por qué no lo haces tú?” Como no tenía conocimientos turísticos ni conocimientos técnicos me puse a buscar y encontré un Máster de Dirección y Planificación en Turismo en mi universidad. El máster me facilitó formación práctica en Invat·tur y participar en el Programa Explorer.

¿Qué le aportó la formación en Invat·tur?

David Giner, técnico de proyectos en Invat·tur, me ayudó a desarrollar mi idea supervisando mi Trabajo Fin de Máster en colaboración con mi tutor, el profesor de la UA, Fernando Vera. Además asistí a formación sobre innovaciones tecnológicas aplicadas al turismo como el blockchain o la inteligencia artificial. Además, trabajé directamente en los proyectos para el desarrollo de Destinos Turísticos Inteligentes, en los planes de Villena o Vinaròs-Benicarló. Toda la estancia en Invat·tur me sirvió para conocer cómo innovar en turismo.

¿Y el programa Explorer?

Explorer ‘Jóvenes con ideas’ es el programa de emprendimiento del Banco Santander que ayuda a aterrizar proyectos impulsando su lanzamiento al mercado. El programa ofrece formación, asesoramiento, premios en metálico y viajes a Silicon Valley para los jóvenes que apuestan por transformar el futuro con ideas innovadoras. Tiene una duración de 6 meses.

PREMIOS TFM TURISMO CATEDRA PEDRO ZARAGOZA

Cristina Díaz recibiendo el 1er Premio en la Categoría de Trabajos Fin de Máster de la Cátedra de Estudios Turísticos “Pedro Zaragoza Orts”.

¿Cuándo estará lista la app?

Actualmente hay un producto mínimo viable que está en proceso de mejora, aún no está disponible para el público. Quiero seguir formándome, y ese es el motivo por el que mi Trabajo de Fin de Máster se ha convertido en un doctorado. El objetivo es seguir apostando porque sea posible. Y adquirir más conocimientos.

Necesitarás un equipo para desarrollar el proyecto…

A través de programas como Explorer o GENNERA, que vincula a estudiantes con empresas, he conocido a gente relacionada con la tecnología. Uno de mis profesores me puso en contacto con un alumno del Máster de Ingeniería que se encargó de la parte técnica. Para la creación del algoritmo, que aún está por diseñar, cuento con la colaboración de un compañero de Telecomunicaciones.

Pero, efectivamente, estoy en proceso de crear un equipo para que empiece a desarrollar el germen que ya tenemos. Sobre todo necesito personas para la parte técnológica, porque la sociológica la puedo asumir yo. Ya estamos empezando a funcionar.

O sea, que te vas a hacer emprendedora.

Efectivamente, hay que empezar como startup para poder llevar a cabo el proyecto. En el Programa Explorer, en la Universidad de Alicante, los conocimientos están muy vinculados a la Metodología Lean Startups, y te enseñan muchas herramientas, como el lienzo Lean Canvas, que te permiten en un simple vistazo poder mejorar tu modelo de negocio.

En el mercado digital es más fácil globalizarse. ¿Dónde tienes puesta la vista?

Me he centrado en Alicante porque es la ciudad donde vivo. Pero no quiero limitarme a una ciudad, sino que iremos añadiendo las ciudades más importantes de España para ir poco a poco ampliando el círculo hasta abarcar el nivel nacional.

Tu idea te ha llevado a iniciarte en el emprendedurismo. ¿Tenías pensado antes montar tu propia startup?

Nunca había pensado meterme en temas de emprendimiento y lo cierto es que me encuentro muy cómoda. El último premio del Programa Explorer es ir a Silicon Valley y aunque no lo obtuve, se me presentó la oportunidad de viajar junto con un grupo de participantes del programa hasta allí. Durante los meses previos había leído mucho sobre startup que habían sabido ganarse un puesto dentro del famoso Valle del Silicio, más conocido como Silicon Valley. Durante mi estancia allí visitamos Facebook, Airbnb, Uber, Apple y diversos coworking y recuerdo que pensé que quería seguir por ahí. Sin duda, tras esta bella experiencia creo que la clave del éxito está muy ligada a la idea de motivación constante, siendo el verdadero motor impulsor a la hora de generar un cambio.

Todo por una idea.

Lo mío era una idea y la quería llevar a cabo, porque si no lo haces, continúa siendo una idea. He perdido el miedo al fracaso: unas veces se gana y otras se aprende. No hay ganadores ni perdedores. Hay aprendizaje constante, eso te nutre mucho, conoces a gente brillante y talentosa. Diría a la gente de mi edad que si tienen una idea en la cabeza que vayan a por ella, aunque sea como hobby al principio. Lo puedes compaginar, la Universidad de Alicante te facilita herramientas y puedes sacar las cosas adelante.